recomendaciones-cuentos-madre-psicologa

10 cuentos recomendados por una madre psicóloga

Ser mami me ha enseñado muchas cosas y me ha hecho descubrir cosas que no esperaba. Una de estas cosas han sido los cuentos. Tal como mi hija mayor ha ido creciendo he podido compartir con ella historias más elaboradas. Aquí he descubierto que los cuentos no son solo para niños/as.10-cuentos-recomendados-por-una-madre-psicologa

Me he sorprendido a mi misma reflexionando a partir de un cuento sobre cosas como la soledad, la aceptación de lo que no podemos hacer, la necesidad de hacer las cosas desde que tengan un sentido y no simplemente por hacer y mil cosas más, etc.

Esta es la magia de los cuentos: muchas historias dentro de un cuento. ¿Qué quiero decir? Pues que a cada uno/a el cuento nos lleva a diferentes lugares. A mi hija el cuento a menudo le lleva a un lugar diferente al mío y parte de la gracia es que después podemos hablar de ello. Le pregunto que se estaba imaginando, qué veía en la cara del personaje, porq ué cree que ha pasado algo,… Así que un cuento ¡no se acaba cuando lo cerramos!

Hay va nuestra lista de recomendaciones…

10 recomendaciones de cuentos

Es por eso, que después de este descubrimiento intento recordar aquellos cuentos que han sido más significativos. Como normalmente los escogemos en la biblioteca les hago una foto para recordar aquellos que nos han gustado más. Aquí os dejo nuestro top 10 de este año. Espero que os gusten y que os sirvan para reflexionar con vuestros peques.

¡10 cuentos que nos han encantado!

 

  • La Ballena. Beiji Davie. Andana Editorial.

Un cuento que nos hace experimentar los sentimientos de un niño, Noé, hijo de un pescador que trabaja mucho. Noé se siente solo y descubrirá una amiga sorpresa en la playa.

Este cuento me ha permitido hablar con mi hija de lo que implica sentirnos solas. La soledad. De entender que necesitamos a los demás, pero no podemos pasar por encima de ellos, de sus necesidades para satisfacer las nuestras. Como padres y madres este cuento nos ayuda a reflexionar sobre ponernos en el lugar de los demás. Como a veces debemos dejar ir, aunque esto nos duela.

  • Doctor de Soto. William Steig. Blackie Books.

Uno de esos tesoros que encuentras por casualidad en la biblioteca y de los cuales intentas convencer a tus hijos/as para leerlo cada noche. ¡Me encanta! Es una fábula divertidísima que nos habla de como estimular el ingenio para solucionar problemas. Es un cuento que yo recomendaría a partir de los 4 años, ya que tiene una longitud que los niños/as más pequeños/as no creo que puedan seguir.

  • Arriba y abajo. Oliver Jeffers. Pekelele.

Este cuento nos habla de la amistad entre un niño y un pingüino. Un pingüino que quiere volar y no sabe cómo conseguirlo. Es un cuento que nos hace reflexionar sobre el significado de la amistad, de apoyar a los que nos rodean. También nos permite introducir el tema de la aceptación con los niños/as. Podemos soñar, pero sabiendo quienes somos y qué podemos realmente conseguir. No podemos conseguir todo aquello que queremos, aunque lo deseemos mucho.

  • El castor estresado. Nicholas Oldland. Símbol Editors.

Un castor que no para de hacer cosas, pero las hace sin prestarles atención. ¿Qué creéis que acaba sucediendo? ¡Un accidente! Un accidente que después de tanta acción lo lleva a estar parado en la cama. ¿Qué pasa cuando nos paramos? Que podemos reflexionar…

Este cuento tiene diferentes planos. Uno más superficial donde podemos ver los efectos de hacer cosas sin atención, corriendo, estresados. Y otro más profundo que tiene que ver con el hacer sin que esté conectado con un sentido para nosotros y con una empatía hacia los que nos rodean. Una buena oportunidad para comenzar a hablar con los peques de lo interno (lo que queremos, lo que nos gusta, no que necesitamos) y lo externo (los demás, ser conscientes de sus necesidades diferentes de las nuestras).

Como adulta me ha hecho reflexionar sobre el hecho de no poder parar de hacer cosas y como desde el estrés a aveces pierdo el sentido de lo que estoy haciendo.

  • Cinco minutos más. Marta Altés. Blackie Books.

El mundo infantil y el de los adultos son como dos realidades en paralelo. Su punto de vista y el nuestro son diferentes. Nosotros, los papis y mamis, (en la mayor parte del tiempo) estamos en lo que se debe hacer, en la cotidianidad, en los horarios,… En cambio nuestros y nuestras peques están en el juego el 100% del tiempo. Para ellos y ellas todo es juego. Juegan al comer, en el wc, al ir a dormir,…. Este cuento muestra esta diferencia de puntos de vista a la perfección. Es como si fuera un cuento doble mientras vamos avanzando en la historia: uno para los y las peques y otro para padres y madres.

Este cuento me ha ayudado a meterme dentro de sus cabecitas, a empatizar, a salir de mi esquema de “¡debemos hacer esto ya!”.

  • La montaña más alta del mundo. Rocío Bonilla. Anima Llibres.

Este cuento me ha fascinado tanto por su historia como por la preciosidad de los dibujos. Cada ilustración es una pequeña obra de arte y me dan ganas de cortar el cuento y enmarcar cada página.

Ha sido uno de esos cuentos en los que con mi hija no solo hablamos de la historia, si no también de los dibujos. Por otro lado, la historia es igual de preciosa que las ilustraciones y nos enseña que todos/as tenemos un súper poder que nos permite trasladarnos a otros mundos: nuestra imaginación.

  • Las princesas también se tiran pedos. Ilan Brenman y Ionit Zilberman. Algar.

¡El título lo dice todo! Una historia divertida que permite salir de los estereotipos de género asociados a las niñas: limpias, quietas y sin ventosidades. Es un cuento con el que nos reímos cada vez y que me sirve para tratar otros temas con hija asociados a estos estereotipos de género.

  • Todos hacemos caca. Taro Gomi. Blackie Books.

Un clásico japonés que comencé a leer con mi hija de muy pequeñita. Las ilustraciones son muy sencillas y puedes empezar a leerlo desde que son muy peques. Nosotros empezamos cuando tenía 2 años. De una forma divertida nos explica por qué hacemos caca y como la hacen los diferentes seres del planeta. La ilustración final de todos los culos de los animales es nuestra favorita. ¡nos tronchamos de risa con ella!

  • ¿Dónde está la luna? Jordi Amenós i Albert Arrayás. Pequeño Fragmenta.

Fue un cuento que nos llegó como regalo y que hemos leído muchísimo. Introduce un tema interesante: los diferentes puntos de vista sobre un mismo asunto. Cada personaje da una explicación diferente a por qué la luna aparece y desaparece.

  • La caca mágica. Sergio Mora. La crisálida.

Un libro ilustrado sin texto que nos permite jugar con los peques a describir qué le sucede a este niño disfrazado de conejo que duerme debajo de un árbol. Es un libro muy divertido y que además permite jugar a adivinar qué creen que ha pasado. Fue un regalo de cumpleaños que nos ha encantado.

 

Así que ya veis, parece que los cuentos no son solo para niños y niñas, si no que los adultos también podemos disfrutar, aprender, jugar y dejar correr nuestra imaginación. Antes de acabar os quería pedir que si tenéis cuentos que os emocionen, os hagan reflexionar, os conmuevan,… ¡por favor hacerme llegar vuestras recomendaciones!

María Martín Santacreu

Psicóloga / Psicoterapeuta de familia y pareja

Col. 15745

¿Te ha gustado nuestro artículo? A lo mejor te interesa también:

 

Sense comentaris

Deixa el teu comentari