CORONAVIRUS-CONFINAMIENTO-ADOLESCENTES

CORONAVIRUS, CONFINAMIENTO Y ADOLESCENTES: ¿CÓMO LO VIVEN ELLOS / AS?

A estas alturas de la crisis del coronavirus, los adolescentes ya están concienciados del confinamiento y de que no hay que salir de casa. Incluso se sienten parte de la solución cumpliendo con el confinamiento. Pero, hay un denominador común a todos los adolescentes con los que he hecho sesión por videollamada estos días, están “agobiados / as”.

Y seguramente, con preocupaciones y problemas diferentes, todos nos sintamos un poco así. Pequeños, adolescentes y adultos compartimos el agobio, ¿verdad? Pero hoy os invitamos a poneros en los zapatos de los adolescentes, entendiendo que pueden estar sintiendo estos días, con la intención de que podáis conectar con ellos y acompañarles.

Confinamiento y conflictos

Permitirme que empiece rebajando expectativas, y es que esperar que en un confinamiento en el que estamos 24h/7 dias a la semana, con preocupaciones y adaptándonos al cambio (mientras seguimos teletrabajando, limpiando, cocinando…) no haya ningún conflicto, no es posible.  Incluso lo normal, será que haya más que de costumbre.confinamiento-coronavirus-adolescentes1

Pero no quiero ser aguafiestas tampoco, ¿que os parece si aprovecháis estos días, e incluso los conflictos que van apareciendo, como una oportunidad para acercaos más a vuestro hijo / a adolescente? Y no me refiero al control, sino a conocer mejor quién es y que le mueve como persona.

¿ Os resultan familiares estas situaciones?

No están cumpliendo con sus responsabilidades escolares

Uno de los primeros desafíos con los que os podéis estar encontrando es este. Estos días están recibiendo material, deberes y clase por internet. Es probable que, al tener que cumplir con estas responsabilidades en un entorno con muchas distracciones a su alcance, les esté costando más ponerse al día. El esfuerzo que tienen que hacer es mayor que cuando están en el instituto. Procrastinar se vuelve mucho más fácil cuando tienes un gran abanico de opciones disponibles y más apetecibles que estudiar.

Están más nerviosos / as, irascibles….

Estamos todos atravesando un periodo de duelo. Teníamos muchos planes que se han visto truncados, y estamos adaptándonos a un modo de vida desconocida hasta ahora para nosotros. Vivir en la incertidumbre, supone aceptar muchas emociones como la rabia o la tristeza, que no siempre se canalizan de la mejor manera.

Puede que hayan dejado de celebrar fiestas importantes, torneos deportivos, viajes de final de curso… O que estén en segundo de bachillerato y se sume la tensión de no saber qué va a pasar con la selectividad. Puede incluso que, en el peor de los casos haya algún familiar contagiado, lo que puede llevarlos, como es normal, a estar preocupados y más centrado en esto que en sus obligaciones.

Están más tiempo aún en su habitación.

Si tenéis un adolescente en casa, una de las quejas habituales será que pasa más tiempo en su habitación que compartiendo espacios y tiempo con el resto de la familia. Seguramente estos días esto se haya agudizado, pues necesita momentos de intimidad mayores al estar todos en casa las 24h del día.

La mejor opción no es a gusto de todos. Consiste en buscar un equilibrio entre su necesidad de intimidad y vuestro deseo de control, aceptando que hay una parte de su vida que ya no conoceréis. Además forma parte de nuestra evolución como personas que haya un despertar sexual, lo que hace que la necesidad de intimidad sea aún mayor y necesiten espacios y momentos para la masturbación.

confinamiento-coronavirus-adolescentesNo ven a los amigos.

La importancia que tienen los amigos en la adolescencia es indiscutible. En una etapa en las que ninguno se siente identificado con los padres, los amigos se convierten en una fuente de comprensión esencial y ayuda mutua.

No es de extrañar pues que estos días estén más irritables de lo normal por no poder compartir momentos con sus amigos… En los que encima tienen que compartir 24h con sus padres, de los que intentan separarse y diferenciarse. Pensad que en medio de esta crisis por el coronavirus algunos de ellos habrán tenido que dejar también de ver a sus primeros novios y novias… ¿recordáis la intensidad con la que vivisteis estos amores?

 

¿Cómo los solucionamos? ¿Qué podemos hacer como padres y madres?  Os lo resolveré en un próximo artículo, pero os hago un pequeño spoiler: Comprensión y espacio, dos ingredientes básicos.

Carmen Estévez

Psicóloga infantil y Terapeuta Familiar

¿Te ha gustado nuestro artículo? A lo mejor te interesa también:

 

 

 

T'ha agradat el nostre article?

Si vols llegir les nostre publicacions, deixa el teu email i et mantindrem informat

No hay comentarios

Publica un comentario