operación bikini verano

¿ERES DE LOS QUE SE APUNTA A LA OPERACIÓN BIKINI? ANTES DE APUNTARTE AL RETO, LEE ESTO…

¿Ya te has puesto a dieta para lucir cuerpo este verano? Lee este artículo para prepararte mejor.

Dietas y operación bikini

El verano está ya la vuelta de la esquina y hay muchas personas que ya han empezado la llamada operación bikini. Es decir, dieta y gimnasio que no han hecho el resto del año. Y he dicho personas y no mujeres porque, aunque el reto de la operación bikini era tradicionalmente lanzado hacia las mujeres, ha habido un aumento de la presión social sobre los hombres para que también participen. Sí, he dicho presión social porque esta idea no nace de nuestro deseo, sino de la idea que nos han inoculado de que para gustar a los demás debemos tener un físico “perfecto”.

operacion-bikini

Y a lo mejor dices: ¡Venga ya! ¿Y para qué nos van meter esa idea en la cabeza? Pues porque la industria de la imagen gana mucho dinero.

Querer gustar

Las personas somos animales sociales. Para nuestra supervivencia el grupo ha sido y sigue siendo fundamental, por lo que necesitamos al grupo. Necesitamos gustar y si hemos tenido experiencias de rechazo en nuestra infancia o adolescencia, se incrementa todaví­a más esa necesidad engordada por el miedo a no conseguirlo.

Es decir, parece que gustar a los demás es algo básico para nuestra supervivencia. Los problemas vienen cuando pretendemos gustar a todo el mundo y cuando nos modelamos según lo que creemos que los demás desean o esperan de nosotros, perdiendo así­ nuestra esencia.

¿Es posible alcanzar un físico «perfecto»?

Hay muchas cosas que hacemos para modelarnos (pero este es un tema que desarrollar de manera más extensa en otro artículo) y una de ellas es a través de intentar tener un físico “perfecto”. Como habréis podido observar, cada vez que escribo físico “perfecto”, esta segunda palabra la escribo entre comillas porque nadie sabe bien, bien, cómo es un físico “perfecto”.

Incluso personas que trabajan en el mundo de la moda que se supone que tienen un físico “perfecto”, aunque os sorprenda, mis colegas psicólogos y yo nos hemos encontrado en terapia que, a menudo, no están satisfechos con su físico. 

operacion-bikini

Me he encontrado en consulta con personas que han intentado sentirse bien con ellos mismos a través de conseguir un fí­sico determinado. Cuando consiguen su objetivo se sienten bien, pero ese bienestar dura poco tiempo y vuelven a ver cosas en su fí­sico que no están suficientemente bien. Esto puede ser la puerta de entrada a los trastornos alimentarios. Además genera claramente una sensación de insatisfacción con uno mismo. Esto acaba afectando a la autoestima y las relaciones sociales.

¿Cómo nos formamos la idea que para gustar hay que tener un físico “perfecto”?

Los mensajes que recibimos de nuestro entorno y los modelos de comportamiento que tenemos a nuestro alrededor son esenciales para su formación. De pequeños nuestros padres y de adolescentes el grupo de amigos o el cí­rculo social serán esenciales.

Si hemos recibido mensajes en los que se destaca la importancia de tener un fí­sico determinado como aspecto que determinará el valor de una persona (no como un aspecto importante para la salud), será algo sobre lo que prestaremos muchísima atención y dedicaremos muchos esfuerzos, tiempo y dinero en nuestra vida.

Posteriormente, son los medios de comunicación, con la industria de la imagen detrás, los encargados de consolidarla y potenciarla. Nos convertiremos entonces  en fieles seguidores de sus directrices para alcanzar aquello que nos prometen: gustar a los demás. Si tienes un cuerpo determinado gracias a consumir estos productos, vestir de esta manera con estas marcas, etc. gustarás, tendrás éxito, serás deseable.

Cuando nuestro físico determina nuestra vida

¿Eres de los que tardan horas en prepararse para salir de casa indecisos ante el espejo? A menudo me encuentro en terapia con personas que les ocurre esto y en función de cómo se ven, salen más contentos, más agobiados o incluso algunos ese día no salen.

Veo a personas que dan mucha importancia a su físico. Se fijan mucho en si la gente de alrededor les mira o no les mira o cómo les miran. Cuando miran al otro no ven al otro, ven a un espejo que les devuelve una imagen. En función de qué imagen sea, se sentirán mejor o peor. Esta manera de funcionar, además de afectar a las emociones que van cambiando como una veleta, influye en las relaciones que estableces con los demás.

operacion-bikini

Las comparaciones

¿Sueles compararte con el físico de otras personas a menudo? ¿En función del resultado de la comparación tu estado anímico varía?

Esta es otra de las características de las personas que tienen el físico como único factor que determina su valor. Suelen compararse continuamente. De todas las características y cualidades que tiene una persona, la única que ven y tienen en cuenta como medida de valor es el físico. Se olvidan de la globalidad de la persona.

¿Querer gustar o salud?

El reto de la operación bikini se plantea desde objetivos estéticos, no desde objetivos de mejora de la salud.

¿Tú eres de los que dicen: “lo hago por salud, para cuidarme”? Si es así­, dime: ¿durante el resto del año sigues cuidándote? Si la respuesta es “s픝, no estaremos hablando de operación bikini. Si la respuesta es “no”: ¿Por qué durante el resto del año no es necesario cuidarte? Entonces, ¿realmente estás seguro que lo haces para cuidarte o para cuidar la imagen que quieres que los demás tengan de ti? ¿Logras así­, sentirte bien contigo mismo? 

El verdadero bienestar

operacion-bikini

Sin duda, si la imagen es lo único que cuidas de ti mismo, por mucho empeño que pongas en conseguir una imagen perfecta, no lograrás sentirte bien contigo mismo. El secreto está  en cuidarte en todos los aspectos y modelarte como tú elijas, no como crees que esperan los demás de ti. Si no sabes cómo hacerlo la psicoterapia puede ser una vía.

¿Te has sentido identificado/a con este artículo y quieres hacernos una consulta? Pide tu consulta gratuita clicando AQUí.

 

Núria Tarifa

Psicóloga especialista en trastornos alimentarios

Col. núm. 18273

 

Si te ha interesado este artículo puede que te interesen estos otros:

 

T'ha agradat el nostre article?

Si vols llegir les nostre publicacions, deixa el teu email i et mantindrem informat

No hay comentarios

Publica un comentario