celos-en-la-pareja

¿SON INEVITABLES LOS CELOS?

Los celos en la pareja son un mal compañero. Hacen sentir mal a quien los sufre y también a la pareja. Los motivos que están detrás pueden ser varios. En este artículo analizaremos lo que muy a menudo está pasando en la relación de pareja.

La confianza la base de una relación de pareja sana

La base de toda relación de pareja sana es la confianza. Cuando una pareja se da mutuamente cariño, apoyo e intimidad  ambos se sienten cercanos física y emocionalmente. Esto hace que nos sintamos  queridos y tranquilos. A su vez, esto alimenta nuestra autoestima y fortalece la percepción positiva que tenemos nosotros mismos/as. En ese sentido la pareja nos brinda una base de seguridad.celos-en-la-pareja1

Cambios en la percepción de la relación

Cuando en una pareja, una de las partes percibe que el otro/a no está con él/ella de la misma manera que solía estar es cuando pueden aparecer los celos. Podemos sentir diferentes cosas: que la otra persona está menos cariñosa, menos disponible, poco comunicativa, que deja de compartir cosas íntimas, podemos tener una sensación de que se aleja un poco, sentir que se crea una distancia emocional entre los dos, etc.

Eso nos puede dar una voz de alarma. Una señal de que algo no está funcionando bien. En ese sentido, los celos podrían ser incluso un elemento positivo. Podrían ayudarnos a tomar conciencia de dificultades en nuestra relación  y ponerlas sobre la mesa para tratarlas antes de que el malestar se pueda hacer mayor. El problema es cuando en vez de preguntarnos: ¿qué me está sucediendo para sentirme así?, comenzamos a perseguir al otro y acusarlo de lo que sentimos.

Las percepciones son subjectivas

Aquí paramos para hacer una puntualización. Hemos dicho “una de las partes PERCIBE” porque quiero enfatizar que muy a menudo es una cuestión subjetiva. Si yo me siento inseguro/a respecto a la relación esto es mi percepción. 

En terapia de pareja es muy importante entender como la relación puede variar en base a nuestras percepciones, las cuales son subjetivas, pero son. Con lo cual, más importante que discutir si son ciertas o no, es importante escucharlas y ver cómo podemos afrontarlas de una forma sana sin que nos lleven a situaciones como los celos patológicos.

De los celos al control

Con los celos puede aparecer también la necesidad de controlar a nuestra pareja y pedirle explicaciones de todo para conseguir volver a sentirla más cerca y tranquilizarnos. El otro suele acabar sintiéndose muy presionado, teniendo que rendir cuentas de todos sus actos. Finalmente, se puede llegar a un círculo vicioso del tipo “perseguidor-perseguido”. Esto sabemos que puede acabar convirtiendo una bonita historia de amor en una relación muy tóxica.

Como dice Pittman:”Una distancia mayor de la habitual o una sinceridad menor de la acostumbrada, constituyen una amenaza e implican la existencia de problemas que deberían examinarse”. En ese sentido: “los celos son una sensibilidad necesaria a la distancia”.

Los celos nos dan información

Así podríamos distinguir entre los celos “normales”, que pueden ser incluso sanos y esclarecedores. Estos celos pueden fomentar el diálogo y la comunicación en la pareja. Nos permiten ver que nuestra percepción de la cercanía del otro ha cambiado y a partir de aquí plantearnos qué debe cambiar para que ambos nos sintamos bien. 

En cambio, los celos patológicos acusan al otro y no reflexionan. Desde la no reflexión, se pueden llegar a convertir en una obsesión irracional y llevar a la persona y a la pareja a una dinámica destructiva generando muchísimo sufrimiento.celos-en-la-pareja3

Algunos consejos

  • Si necesitas controlar a tu pareja para sentirte tranquilo/a , es una señal de que algo no está yendo bien. 
  • Párate y pregúntate que te está pasando a ti y háblalo con tu pareja. Seguramente necesitáis revisar y cambiar algunas cosas de vuestra relación.
  • La solución pasa, como en casi todo, ¡por hablar! Hablar, no controlar al otro haciendo de espía.
  • Es importante que, en cuanto aparezca el malestar, la pareja pueda poner las cartas sobre la mesa. Se trata de compartir lo que está sintiendo cada uno y hacer todo lo necesario para restaurar y volver a fortalecer el vínculo.
  • Dar muestras al otro de que estás con él/ella, de una mayor cercanía y apuesta por la relación puede ayudar a recuperar la confianza.
  • Cuando sintáis que ya habéis podido tratar los problemas y que se ha restablecido la cercanía e intimidad, ¡volved a confiar! ¡La solución a los celos es la confianza!

A veces superar un episodio de desconfianza no es tan sencillo. Ésta es un mal compañero de viaje para una pareja. La confianza sincera en nuestro compañero/a va a ser el mejor regalo que una pareja se puede dar mutuamente para poder construir y mantener una relación sólida y satisfactoria.

Pablo Quiroga

Psicólogo especialista en Terapia de Pareja

Col. Núm 14679

 

Si te ha interesado este artículo, puede ser que también te interese:

 

T'ha agradat el nostre article?

Si vols llegir les nostre publicacions, deixa el teu email i et mantindrem informat

No hay comentarios

Publica un comentario