familias-enlazadas

SALGO CON ALGUIEN QUE TAMBIÉN TIENE HIJOS

Familias enlazadas

Se le ha denominado familias enlazadas, ensambladas o reconstituidas a las familias que se construyen a partir de una pareja con hijos de anteriores relaciones. Muchas son las parejas en la actualidad que se juntan aportando hijos por una o por ambas partes de anteriores relaciones, ya que la separación y el divorcio se han normalizado dando posibilidad a esta nueva realidad

El concepto de reconstituir, aunque a nivel académico ha sido el más utilizado, nos parece que no refleja bien la realidad. Estas familias no reconstituyen algo que se hubiera deshecho, sino que enlazan dos realidades familiares que antes sucedían por separado. Es decir, se enlazan y crean algo nuevo.

De pareja al rol de padre/madrefamilias-enlazadas3

Si nos enamoramos de alguien que ya tiene hijos y la relación evoluciona hacia la convivencia, es probable que tengamos que  ejercer algún tipo de rol en la crianza de unos niños que no son los nuestros. Es un modelo de familia que no es nada nuevo, las madrastras y los padrastros existen hace siglos. En generaciones anteriores se formaban normalmente por haber enviudado, pero en la actualidad vemos con más frecuencia la separación detrás de éstas familias.

Cuando llegan familias enlazadas a la consulta de los terapeutas de pareja o de familia, su motivo de consulta suele ser que las dificultades con los hijos de uno u otro han empezado a afectar a la relación de pareja y minado la confianza entre ellos.
Una mala gestión de los conflictos con hijos llevará con mucha probabilidad a una crisis con la pareja. Es común que cada uno, ante la duda, acabe protegiendo a sus propios hijos. «Lo primero son mis hijos», que se suele decir…

 

Diferentes necesidades y tiempos de los padres y los hijos

Cuando dos personas inician una relación y están en la fase de enamoramiento sienten mucha necesidad de compartir tiempo juntos. En estas situaciones la pareja puede tener prisa en comenzar a convivir juntos e intentar acelerar el proceso. Además como el trabajo y los hijos implican la mayor parte del tiempo, la convivencia aparece como la única opción para poder verse más.

Por otro lado están los hijos. Ellos se han tenido que adaptar a una nueva situación tras la separación de los padres. Esto hace que necesiten un tiempo superior para empezar a poder asimilar a una nueva figura de apego. Pueden vivir a la nueva pareja como alguien que les quita tiempo a compartir su padre o su madre. Debemos tener en cuenta que cuando una pareja se separa ya lleva un tiempo haciéndose a la idea de este desenlace. En cambio los hijos, sobre todo si son pequeños, tienen que hacerse a la idea a partir del momento que se les comunica esta situación. Los tiempos de los adultos y de los niños son diferentes.familias-enlazadas2

Este proceso de enlazarse debe hacerse muy delicadamente y respetuosamente hacia los sentimientos de los hijos. De lo contrario, es fácil que se empiecen a crear tensiones y que esto acabe repercutiendo en una relación de pareja todavía por consolidar. La imagen de tener una familia unida es muy bonita en la imaginación, pero mucho más complejo de llevar a la práctica.

Cosas a tener en cuenta

Afecto y respeto sobre todo.

El sentido común nos dice que uno ha de ser especialmente cuidadoso con los hijos de la pareja. Esta nueva relación ha de establecerse con mucho afecto y mucho respeto hacia el niño. Un error muy frecuente es comenzar a poner normas sobre un niño que no es nuestro y que no sabemos como va a aceptar nuestra autoridad.

familias-enlazadas4La autoridad no la ganamos por el hecho de ser adultos, sino que se gana en la relación con el niño. Y estamos hablando de una autoridad amorosa, que pone límites para proteger. Debemos diferenciar autoridad del autoritarismo que se impone para reafirmar quien manda.

¿Qué papel me das y qué papel quiero?

Aun más importante es el papel que nos va a otorgar la madre o padre biológicos con sus hijos. Una buena regla es que ante la duda mejor dar un paso atrás. Dejar que sean los padres biológicos los que lleven la voz cantante y resuelvan las situaciones con sus propios hijos.

Se pueden buscar fórmulas del tipo: el padre o la madre son la figura principal.  Junto a su ex-pareja toman las decisiones importantes. La nueva pareja toma la iniciativa se encuentra solo/a con los niños y no puede posponer la decisión para actuar.

Es importante que el padre/madre biológico no delegue en la nueva pareja sus responsabilidades de crianza. Esto puede ser vivido por los hijos como un abandono y repercutir negativamente a toda la familia.

La edad de los niño

La edad de los niños tambien es un factor a tener en cuenta:

Las familias enlazadas con niños pequeños consiguen crear más fácilmente un clima familiar unido. Los niños más pequeños permiten fomentar espacios y actividades más fácilmente. Las familias enlazadas con hijos preadolescentes o adolescentes tienen que ser más sensibles a las particularidades de ésta etapa.

¡Pero no todo en estas familias son dificultades!

Estas configuraciones familiares también puede aportar experiencias muy ricas y novedosas a los integrantes de la nueva familia. Por ejemplo, aquellos niños que son hijos únicos pueden tener la experiencia de vivir con sus nuevos hermanos.

Eso también puede suceder con adultos. Algunos que no se habían planteado tener hijos podrán disfrutar ahora de la  el mundo de la crianza. Otros que sólo habían tenido un hijo y querían darle un hermanito/a podrán hacer su deseo realidad.

 

Pablo Quiroga. Col. 14679

María Martín. Col. 15745

Psicólogos especialistas en terapia familiar y de pareja

Si te ha interesado este artículo, puede ser que también te interese:

– ¿Es posible superar una infidelidad?

– Aprende a discutir en pareja sin perder el control.

– ¿Cómo recuperar la chispa en tu relación de pareja? 8 consejos para parejas (con y sin hijos).

– Cuida tu relación de pareja.

– Vivir hoy en pareja: Facebook, whatsapp y otros líos..

-¿Por qué la llegada del primer hijo supone una crisis de pareja?

Te ayudamos en nuestra Unidad de Terapia de Pareja

T'ha agradat el nostre article?

Si vols llegir les nostre publicacions, deixa el teu email i et mantindrem informat

2 Comentarios
  • ab abogado
    Publicado a las 13:14h, 30 abril Responder

    Yo no estoy convencido con lo aqui reflejado, pienso sinceramente que hay muchos elementos que no han podido ser tenidos en cuenta. Pero valoro mucho vuestra opinion, es un buen articulo.
    Saludos

    • Centre Grat
      Publicado a las 14:34h, 03 mayo Responder

      Gracias por tu comentario.
      Efectivamente detrás de cada familia y cada pareja hay una historia particular y muchos elementos más a tenr en cuenta. En este artículo hemos intentado exponer algunos comunes y generales, pero estamos de acuerdo contigo.
      Saludos

Publica un comentario