PROBLEMAS-SEXUALES

LOS PROBLEMAS SEXUALES TIENEN SOLUCIÓN

La sexualidad es una experiencia que según cómo la vivamos nos podemos sentir malos/as compañeros/se sexuales o sentir que “tenemos un problema sexual” que no sabemos como resolver. La sexualidad es una parte más de la vivencia de cada persona, y también una parte más dentro de la relación de pareja

Si sentimos que “tenemos un problema sexual” esto nos generará sentimientos de frustración y malestar que tendrán un impacto directo en la relación de pareja y en la propia vivencia personal. Muchas veces por no decepcionar la otra persona, pensar que no es lo normal o por complacer, no se expresan ni se les da un espacio, lo que empeora el problema.

Origen de los problemas sexuales

Muchas de estas dificultades o problemas sexuales vienen marcadas y condicionadas por los estereotipos de género que hemos aprendido desde que somos muy pequeños/as y que llevan a que cada miembro de la relación se comporte de una manera diferente en su vivencia sexual. Estos estereotipos nos llevan a assumir un rol que hace que nos sentimos obligados/as o condicionados/as a comportarnos cómo se supone que tiene que ser.

Sin olvidarnos de la educación que hayamos podido recibir respecto a este aspecto y que también tendrá un impacto directo en cómo nos comportamos y qué espacio damos en nuestra vida.

Las dificultades sexuales se pueden tratar

En la consulta a menudo encontramos personas que nos consultan por dificultades en las relaciones sexuales, tanto en terapia de pareja como en terapia individual. Son muchos los hombres y mujeres que no viven la sexualidad de una manera relajada y gratificante.

Además de las dificultades personales que pueda tener cada cual al respecto, también tenemos que tener en cuenta diferentes variables, que pueden tener una incidencia y cambio importante en la sexualidad de la pareja:

• momentos de estrés (cambios de domicilio, trabajo, enfermedades, muertes próximas…),

• no tener los mismos intereses,

• cuestiones educacionales y de valores,

• etapas vitales que tienen un impacto directo en la sexualidad (por ejemplo, el embarazo o la llegada de criaturas).

Las causas pueden ser variadas

PROBLEMAS-SEXUALESLas situaciones de las que acabamos son circunstanciales. También nos podemos encontrar con cuestiones históricas que hace tiempo que nos acompañan, pero que no nos atrevemos o vemos la manera de darle un espacio para poder encontrar la solución.

Por ejemplo, nos podemos encontrar con factores educacionales, valores familiares heredados, roles de género interiorizados, una relación difícil con el propio cuerpo, dificultades de conectar con el propio deseo, etc.

Los problemas sexuales tienen solución

Si estás sufriendo por dificultades sexuales, si no tienes claro si lo que te pasa es habitual o no, si necesitas un espacio donde poder verbalizar el que te pasa o incluso saber como hablar de esto con tu pareja, la terapia con un/a profesional especializada en terapia sexual puede ser una buena herramienta.

Te invitamos a que no te quedes con este malestar y busques la manera de encontrar una solución. Recuerda que es importante ponerte en manos de un/a profesional sanitario especializado en terapia sexual, tanto sea en un tratamiento individual como de pareja. Los psicólogos sanitarios con esta formación somos unos de los profesionales que podemos tratar eficazmente este tipo de temas. ¡No dudes al consultarnos!

Úrsula Salvador.

Col. 17363

Psicóloga Especialista en Terapia sexual y de Pareja

 

Si te ha interesado este artículo, puede ser que también te interese:

¿Quieres hacernos una consulta?

Te atendemos presencialmente u online.

Nuestros profesionales están a tu servicio para ayudarte. ¡Contacta con nosotros!

 

No hay comentarios

Publica un comentario