vacaciones en pareja conflictos

GUÍA PARA SOBREVIVIR A LAS VACACIONES EN PAREJA (EPISODIO II)

Vacaciones en pareja: más tiempo para las discusiones

Se suele decir que las vacaciones, sobre todo las de verano, son la época del año en la que se producen más crisis de pareja y no es mentira. No todas las parejas consiguen pasar estos días tan felices como la pareja de la foto. En muchos casos la imagen que veríamos sería la de dos personas discutiendo o sentados uno delante del otro sin dirigirse la palabra.

Una de cada tres separaciones se produce después del verano. No es por casualidad que cada año por estas fechas registremos en nuestro centro un importante aumento de peticiones de terapia de pareja. Muchas llaman con urgencia, explicándonos que la situación en casa es insostenible. Tienen la esperanza que la ayuda profesional evite el desastre de pasar un verano de infierno. vacaciones-en-pareja-como-evitar-las-discusiones-y-conflictos

 Más tiempo de convivencia

Con la perspectiva de las vacaciones por delante, compartir más tiempo con tu pareja puede ser una oportunidad para encontraros y dedicaros atención el uno al otro o, por el contrario, para amargaros, reprochándoos mutuamente quejas que durante el año cada uno ha ido acumulando.

Hay parejas que durante el año, en la convivencia viven en tensión constante, pero en épocas de vacaciones, lejos de casa y de las rutinas  habituales, cambian el contexto, se relajan y se reencuentran. Las vacaciones les permiten conectar de nuevo con el otro y esto les recarga las pilas para enfrentarse de nuevo a la rutina cuando las vacaciones llegan a su fin. Otras, en cambio, son expertas evitadoras de los enfrentamientos en el día a día y cuando tienen que compartir más tiempo juntos saltan las chipas.

Las vacaciones implican compartir más tiempo y esto supone un incremento de las posibilidades de discutir. Normalmente en el día a día no estamos 24 horas juntos, si no que cada uno tiene sus espacios propios: trabajo, amigos, actividades, etc.

Cambio en los espacios individuales y de pareja

De la misma manera que las personas necesitamos nuestros equilibrios, en las relaciones de pareja es especialmente importante el equilibrio entre:

  • los espacios individuales (los que me dedico a mí)
  • los espacios de pareja (el tiempo dedicado a estar en pareja)
  • los espacios familiares (tiempo con la familia de cada uno o con los hijos propios).

Cada pareja desarrolla su propia fórmula sobre cómo se reparten estos tres espacios. Esta fórmula es propia y no se puede adaptar a otra pareja, ya que responde a un conjunto de necesidades y circunstancias propias de cada pareja. Cuando en vacaciones pasamos más tiempo juntos, las rutinas habituales se modifican y esto implica que estos espacios también se ven afectados.

vacaciones-en-pareja-como-evitar-las-discusiones-y-conflictosQuizás tengo que pasar más tiempo con mi pareja, debemos estar unos días compartiendo espacio con la familia política un lugar de veraneo, quizás tengo que dejar rutinas propias que me gustan durante estas semanas, etc. Lo que sucede en la mayoría de los casos es que el espacio de pareja y familiar suele ocupar la mayor parte de las vacaciones y el individual se suele reducir mucho, lo cual puede provocar malestar.

Por otra parte, al pasar mucho más tiempo con la pareja, tenemos que decidir muchas más cosas conjuntamente, lo cual puede dar lugar a más oportunidades de desacuerdo y discusión.

 

Guía para sobrevivir a las vacaciones en pareja

Dado que éste es un motivo de consulta muy común hemos pensado que sería una buena idea hacer una mini guía con algunos consejos prácticos sobre cómo afrontarlas:

1.      Planead las vacaciones de forma conjunta. Es más fácil que si existe un consenso desde el inicio, nos podamos ahorrar discusiones por malos entendidos. Esto incluye decidir desde a donde vamos, cómo vamos a distribuir nuestro tiempo de pareja e individual, cómo se pagarán los gastos, con quién queremos pasar las vacaciones, etc. Atención: hemos dicho consenso, lo cual implica negociación. Si empezamos cediendo contra nuestras preferencias esto será un motivo de pelea en el futuro.

2.      No esperes que tu pareja satisfaga todas tus necesidades. Puedes buscarte espacios individuales también en vacaciones si los necesitas. Esto se aplica también a la inversa, que estéis de vacaciones no implica que tengáis que pasar las 24 horas juntos. Dale espacio a tu pareja si así lo necesita.vacaciones-en-pareja-como-evitar-las-discusiones-y-conflictos

3.      Si durante el año sientes que estáis evitando los conflictos y que hay muchas cosas acumuladas, no esperes a que llegue el verano para sacar toda la artillería pesada que has ido acumulando. Si esta es vuestra situación tenéis que intentar buscar espacios para hablar de lo que os incomoda el uno del otro, planteándolo desde la tranquilidad y de manera coherente.

4.      Habla desde ti, no acuses al otro. Si os ha explotado el conflicto en medio de las vacaciones, recordad que empezar una conversación con acusaciones no augura un buen desenlace. Comienza por exponer cómo te sientes y qué crees que necesitas cambiar, pero no acuses al otro.

5.      No llenaros las vacaciones de mil actividades. Muchas parejas quieren exprimir tanto estos días que las vacaciones acaban siendo una fuente de estrés. Eso hace que la relación se acabe crispando. Buscad actividades que sean estimulantes para ambos, pero combinadas con momentos de descanso.

6.      No idealicéis las vacaciones.Si nos ponemos un ideal muy alto será más fácil frustrarnos cuando las cosas no salen como esperábamos. La vida real dista mucho de las fotos de Pinterest. Mejor no fantasear con un ideal que después no encontraremos.

¡Buen viaje!

Pablo Quiroga
Psicólogo Especialista en terapia de Pareja
Col 14670
María Martín
Psicóloga Especialista en Terapia de Pareja
Col. 15745

T'ha agradat el nostre article?

Si vols llegir les nostre publicacions, deixa el teu email i et mantindrem informat

No hay comentarios

Publica un comentario